Make your own free website on Tripod.com

QUE NO ES LA RENOVACION

1. Emocionalismo: confundir la fe con lo emocional. 

Dios está conmigo por que me siento muy bien, me siento muy feliz, eufórica, loquito, loquita. ¡Qué bien que se está aquí, que chévere, que bacán, que pulenta, que pajita. “No saben lo que dicen” (Lc 9, 33-36; Mc 9,5-9). Si piensan que Dios está cuando uno se siente bien entonces, estamos muy mal. Y cuando vienen las dificultades, los problemas, las crisis, entonces Dios nos ha abandonado, ya no tenemos FE.

2. Anti-intelectualismo y pietismo:

Suponer que basta la piedad y que no hay necesidad de instrucción en la fe. O que la Fe es creer a ciegas.

Una vez una señora me dijo: “Padre la vez pasada quise preparar mi oración y una hermana me dijo: deja que el espíritu te inspire” Yo le respondí: Dile a esa hermana que se salga de la renovación por que es muy burra. Y en la RCC no queremos Burras.

Por eso vienen las críticas de los religiosos. Sacerdotes se quejaban que hacen cosas muy raras, gritan, se tiran al suelo. Yo le respondí a los sacerdotes que en la RCC, que es cierto que la RCC tiene por característica su espontaneidad, pero eso no quiere decir brutalidad,  se preparan Intelectualmente para poder dar razón de la FE: Tienen el Seminario de Vida que es el Encuentro vivo con Cristo, luego el curso de formación 1, 2, 3, 4, la Escuela de Vida. Y en mi Parroquia están estudiando los Jóvenes de la RCC, Teología en Chosica. La espontaneidad viene luego de una preparación Remota. Claro para preparar un tema doctrinal se necesita de una preparación mediata e inmediata. 

 

3. Gnosticismo:

Sentirse conocedores de las cosas divinas y por tanto perfectos, debido a las experiencias espirituales recibidas. ¡Tenemos el monopolio del Espíritu, ya conocemos a DIOS!.

Dios no se deja atrapar en nuestra cabecita. (Mc 14, 50-51) San Agustín quería tener el conocimiento absoluto de Dios, Un niño cargando agua del mar para meterla en un hollito le hizo conocer la imposibilidad de atrapar a Dios.

 

4. Iluminismo:

Aceptar la falsa pretensión de ser iluminado y guiado sólo de lo alto. El Señor me ha dicho esto, el Señor me ha dicho este otro, h visto al Señor que me visitó en mi cuarto. El diablo se me apareció y me llamaba por soy siervo del Señor. Conviértanse por el Señor me ha dicho que el mundo se va a perder de aquí a tres días. Tengo hilo directo de comunicación con Dios, con la Virgen, con los Ángeles, con los Apóstoles, con los Santos.

5. Independentismo:

Hacerse la ilusión de depender únicamente del Espíritu, sin estar sujeto para nada a cualquier autoridad desconociendo el carisma jerárquico de la Iglesia. El Espíritu Santo es Libre, el es nuestro fundador, el único, por lo tanto no necesitamos de curas, de monjas, de Obispos, y hasta tampoco es necesario obedecer al coordinador zonal, ni al responsable.

El Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo. Depende del padre y del Hijo. El Padre envía al ES para hacer la Obra del Padre en María Lucas 1,28-35  El Espíritu Santo enviado por Cristo para cumplir la voluntad del Hijo San Juan 20 19 - 25. En la Iglesia de Cristo la Presencia del Espíritu Santo es para extender la Obra de Cristo a lo largo de la Historia. El Espíritu Santo no es anarquía ni caos. Si procede del Padre y del Hijo es Orden. El Padre ordenó la creación y el Hijo dependió de la Obediencia al Padre. Quien les escucha a ustedes, me escucha a mí; quien les rechaza a ustedes, me rechaza a mí; y el que me rechaza a mí, rechaza al que me ha enviado.» Juan 10 16. La Persona obediente es Hijo amado de Dios.

 

6. Inmediatismo:

Esperarlo todo de una intervención divina y milagrosa de Dios, cancelando el ejercicio de los medios y de la prudencia humana. ¡Dios no quiere que sufras, el te va a curar! Ven para de sufrir, Se te van a solucionar todos tus problemas, tendrás abundancia de bienes materiales! Tírate abajo porque dice la Escritura que enviará a sus Ángeles para que te sostengan. Mt 4,3 Que irresponsabilidad, dejarle todo a Dios, para que te solucione todo, falsa ilusión satánica. Entonces, ¿Dónde queda el sentido del sufrimiento de Cristo?. Creen que he venido a traer la Paz?  ¿Quieres seguirme? El hijo del hombre no tiene donde recostar la cabeza, toma tu cruz y sígueme Lc 14,27 ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Acaso las pruebas, la aflicción, la persecución, el hambre, la falta de todo, los peligros o la espada? [36].Como dice la Escritura: Por tu causa nos arrastran continuamente a la muerte, nos tratan como ovejas destinadas al atadero. Romanos 8 35 - 36.

7. Fundamentalismo bíblico:

Tomar el texto de la Escritura al pie de la letra sin ninguna norma de interpretación, y aplicarlo de inmediato a las circunstancias presentes. El fundamentalismo Bíblico es demoníaco.

 

8. Elitismo:

Sentirse superiores, despreciar lo que no es directamente renovación y criticar a aquellos que no comparten las mismas ideas. Nuestro movimiento tiene el monopolio de los carismas, y del Espíritu Santo, es el mejor. Los otros grupos son pichiluhes. Juan 13 Servicio; Lucas 1,47; 1 Cor 13 Carisma mayor 

9. Glotonería pseudo-espiritual: (Falsa espiritualidad)  

Alimentar una avidez demasiado humana de experiencias espirituales que no son sino experiencia psíquicas. A cada rato “abusar de la Oración de sanación interior para sentirnos espiritualmente llenos”

10. Carismanía:

Reducir la Renovación a una carismanía barata y peligrosa.

11. Indiferentismo ecuménico:

Creer ingenuamente que no hay diferencias profundas entre católicos y otras expresiones cristianas.

12. Alienación:

Engolosinarse de tal manera de las cosas del Espíritu, que se descuide la urgente participación en el compromiso social cristiano para construir este mundo en el cual vivimos. (cf. Salvador carrillo A., La Renovación en el Espíritu Santo, pp. 152-153).

13. A-gnóstico vale el conocimiento material, El conocimiento de Dios no vale

14. Ateísmo Dios no existe. Dos causas del Ateísmo:

1.      Ateísmo Práctico: Nunca le enseñaron que existía una dimensión Trascendente

2.      Ateísmo Teórico: Rechazo total por una percepción de experiencia negativa de parte de los que representaban la FE religiosa.