Make your own free website on Tripod.com

ESTATUTOS
 
 

I. DE LA NATURALEZA DEL MOVIMIENTO DE RENOVACIÓN

1. La Renovación Carismática es un Movimiento Apostólico en el cual los laicos, en plena communion con la Jerarquía Católica, trabajan orgánicamente por la conversion del hombre, buscando que renueve su vida crsitiana por la gracia conferida en el Bautismo y la Confirmación.

2. Este movimiento se esfuerza para que, mediante una seria evangelización fimdamental y una catequesis ordenada y sistemática, el Espíritu Santo conduzca al hombre a vivir más plénamente su fe y su compromiso, mediante su incorporación a la comunidad parroquial, expression de la Iglesia Particular (Cfr. 1 Co 12, 7-13).
 

II. DE LA FINALIDAD DE LA RENOVACIÓN

3. El movimiento diocesano de Renovación, tieneÝ como finalidad promover la conversion íntegra del hombre a su Señor por la experiencia del poder del Espíritu Santo, que lo conduce a la recepción de los sacramentos (Puebla 1183, 1973, 1998).

4. Así mismo busca que el cristiano tenga la vivencia actual de la gracia del Bautismo y la Confirmación, en la presencia del Señor por la oración en el Espíritu (Cfr. Rom 8, 9-10 16).

5. La formación de la Asamble de Oración en la parroquia, bajo la guía pastoral del Párroco, para vivir más íntegramente el compromiso bautismal, bajo el impulso del Espíritu Santo (Cfr. Ef 4 20-24).

6. La Renovación busca también la experiencia del Espíritu Santo en su aspecto vivificador, santificador y unificador, en la variedad de sus charismas, en los diferentes ministerios y en la diversidad de estados de vida (Cfr. 1Co 6; 11; 12; 13; Ef 4, 11-13).
 

III. DEL ESPÍRITU DEL MOVIMIENTO DE RENOVACIÓN

7. El Movimiento de Renovación Cristiana Católica en el Espíritu Santo es, por naturaleza, ecclesial, expresándose esto en la fidelidad a la Santa Madre Iglesia Católica, mediante: a) obediencia a sus legítimos pastores: el papa, el obispo diocesano, el párroco, los sacerdores y los diáconos. b) adhesion irrestricta a la enseñanza doctrinal, moral y litúrgica del Magisterio de la Iglesia, c) aceptación de la directivas y normas pastorals de la Diócesis, particularmente del Plan Diocesano de Pastoral.

8. El espíritu de Renovación es el amor que lleva a la communion, ya que el Espíritu Santo es el amor que une al Padre y al Hijo (Cfr. Jn 13, 34-35; Gál 5-22).

9. Es también, compromiso de la Renovación, la vida en el Espíritu expresada en los sacramentos, especialmente en la Reconciliación y Eucaristía, en la oración constante y en el testimonio de vida (Cfr. Heb 2-42; 1Tim 4-12).

10.   Así mismo busca dar testimonio ante el mundo con el poder de la alegría, la piedad, la fidelidad y el espíritu de sacrificio, en la Pascua del Señor (Cfr. Fil 4,4; Cor 11, 23-26; 1Tim 3, 14; Fil 2,1-5).
 

IV. DE LOS MEDIOS O RECURSOS DEL MOVIMIENTO DE RENOVACIÓN

11.   Los medios o recursos con que cuenta el movimiento son los que la iglesia recomienda, entre otros:

a) La asamblea de oración (He 2,42; 2, 46-47; 1Co 14-26; Ef 5-18-21).

b) La pequeña comunidad (Mc 3, 13-14; 4,31).

c) Seminario de vida en el Espíritu (He 2, 14-39; 3, 12-26; 4, 10-12; 5, 29-32; 1, 34-43; 13, 16-41).

d) Cursos de crecimiento en la vida del Espíritu (He 2-42; 1Pe 2,2; Ef 4,15; Col 3,10).

e) Escuela de formación para servidores del movimiento, dirigida y operada por el Consejo Diocesano. (He 2,42; 1Tim 4,13; 2Tim 3, 16-17).

f) Convivencias, Retiros y Encuentros (He 2,42).

g) Eucaristías (He 2,42; 1Co 11, 23-26; He 20,7).

Destacamos los elementos más importantes de estos medios:

a)     Asamblea de Oración.

12.   Los miebros del grupo de Renovación se reunirá semalmente en asamblea de oración y alabanza para unirse en adoración y súplicas, cáticos espirituales, escucha de la Palabra de Dios, en la apertura a la manifestación de los charismas del Espíritu Santo (Puebla 382).

13. Las asambleas o grupos de oración deberán estar debídamente aceptadas y acompañadas por su Párroco respective.

14. Las asambleas de oración deben hacerse en las parroquias, cuasiparroquias, rectories o capillas, dentro de las instalaciones de los templos, excepto cuando el mismo párroco o el asistente diocesano autoricen otros lugares.

b) La pequeña comunidad

15. Es la reunion asídua de los hermanos para compartir la oración y el compromiso de vida.

16. Estas pequeñas counidades no existen por sí mismas sino que son parte de una asamblea de oraciónÝ perteneciente a una comunidad parroquial.

17. A estos grupos deben asistir personas que ya han tenido un encuentro personal con el Señor a través de un seminario de evangelización.

18. En cada pequeña comunidad deberá haber un moderador reconocido por el párroco y el coordinador de la asamblea de oración a la que pertence.

C)Ý Seminarios de vida en el Espíritu o Evangelización Fundamental

19. El curso de seminario de vida en el Espíritu Santo es un curso que puede ser intensivo (3 días o extensivo 10 semanas).

20. Su contenido es la proclamación del Kerigma Apostólico en un clima de oración y conversión que conduzca a una experiencia personal del Amor de Dios, de Jesucristo como Salvador y Señor, y el Espíritu Santo como dador de vida (Cfr. GS 13;16).

21. Las condiciones para impartir este seminarioÝ son) a) Que el párroco o quien haga sus veces haga la petición al ministerio de evangelización y se responsabilice del desarrollo del mismo. b) Impartirán el seminario equipos autorizados y supervisados por el asistente eclesiástico y el equipo de coordinador diocesano.

22. Para madurar la fe renovada en el seminario de evangelización fundamental, se impartirán los crecimientos en forma de catequesis progresiva y sistemática sobre la nueva vida en el Espíritu, el compromiso de vida sacramental y apostolado, y el testimonio del propio estado de vida (Puebla 380, LG 14). Se contará con un equipo preparado y comprometido de hermanos que enseñen , acompañen y animen a sus hermanos (Puebla 1000). No se impartirán cursos de iniciación si no se preve acompañarlo después con un curso de crecimiento.

23. Para alimentar la vida de fe, el compromiso del apostolado y el testimonio de vida debe tenerse el recurso a la Sagrada Escritura, mediante cursos y charlas (Cfr. Dei Verbum).

E)Ý Escuela de formación para servidores

24. Buscando un major servicio a los hermanos y con el deseo de ser mejores instrumentos del Evangelio del Señor, se tendrá la escuela de formación para servidores del movimiento de renovación, dirigida y operada por el equipo diocesano de renovación.

25. El movimiento de renovación se esforzará porque los miembros del equipo de enseñanza sean personas debídamente preparadas y autorizadas por el asistente eclesiástico. Se enviarán dentro de lo possible, a las diversas escuelas, para un mejor servicio del Pueblo de Dios.

F)ÝEncuentros, congresos, retiros y convivencias

26. Estos medios hacen más fuerte la confiaza y el servicio mutuo entre los hermanos para dar testimonio de unidad y para vivir las virtudes cristianas y servir fielmente a la Iglesia.

G) Celebraciones Eucarísticas

27. La Sagrada Eucaristía es el origen y la fuente de todo el ser y quehacer del movimiento de renovación, por lo que toda actividad apostólica tendrá en ella su culmen y cumplimiento.
 

V.ÝDEL EQUIPO COORDINADOR DIOCESANO DE RENOVACIÓN

28.ÝEs el organismo diocesano que promueve, vigila y forma en todo lo relacionado con la renovación católica en el espíritu santo y colabora en la evangelización integral de los cristianos, bajo la guía y en obediencia al Obispo y según el Plan Diocesano de Pastoral.

29. Forman parte del Equipo Diocesano:

* El asistente eclesiástico diocesano
* El coordinador laico diocesano
* El asistente eclesiástico de cada ministerio
* El coordinador laico decanal
* El encargado del ministerio de jóvenes y niños
* El encargado del ministerio de evangelización y enseñanza
* El encargado del ministerio de liturgia y música
* El encargado del ministerio de oración
* El encargado del ministerio de orden
* El encargado de servicios
* El tesorero(a)
* El secretario(a)

Del asistente eclesiástico diocesano

30.   Es el sacerdote designado, según la norma del derecho canónico, por el Sr. Obispo diocesano para que en su nombre y representación acompañe, apoye, promueva, aliente y exhorte al movimiento de renovación en el cumplimiento de sus fines, buscando siempre la santificación de los fieles y la communion ecclesial (cfr. C. 317 C.I.C.).

31. Es el responsable de que toda enseñanza y actividad estén de acuerdo a la doctrina del Magisterio de la Iglesia y conforme a las normas dictadas por el Obispo en lo que se refiere al plan diocesano de pastoral y a la específico de la renovación.

32. Integrará un equipo de sacerdotes afines a renovación, para que colaboren en el seguimiento y discernimiento en esteÝ movimiento apostólico.

33. El tiempo de duración en el oficio, su remoción o renuncia solo puede ser fijado, dada o aceptada por el Obispo diocesano.

Del coordinador laico diocesano

34. Es el fiel cristiano laico en plena comunion con la iglesia, que, nombrado por el Obispo diocesano, para que en período de dos años, con posibilidad de una reelección inmediata, coordina el equipo diocesano de la Renovación Católica en el Espíritu Santo en todo lo referente a su actividad (cfr. c. 371 & 1; 318 & 2).

35. Es el responsable de la buena marcha de todos los servicios del equipo de renovación y trabaja siempre en coordinación con el asistente eclesiástico y el consejo diocesano al que preside y tiene voto de calidad para decidir una votación en caso de empate.

36. Representa al equipo diocesano de renovación frente a todas la instancias eclesiásticas y civiles.

Del asistente de cada ministerio o servicio

37. Es el sacerdote, nombrado por el Ordinario de lugar, a propuesta del asistente eclesiástico para que en forma más inmediata y fraternal acompañe, anime y motive a los encargados de cada uno de los ministerios y servicios propios de la renovación.

38. La duración en el oficio se determinará en el nombramiento y su remoción o renuncia solo puede darse o aceptarse por el ordinario.

Del coordinador laico decanal

39. Es el fiel cristiano laico que presentado por el coordinador laico diocesano es aprobado por el asistente eclesiástico para coordinar los grupos parroquiales de renovación del decanato.

40. Tiene como responsabilidad coordinarse con los miembros del equipo diocesano y con los encargados de area para llevar adelante correctamente los programas de la renovación entre los diferentes grupos parroquiales del decanato.

41.   Visitará periodicamente a las comunidades de su decanato e informará por escrito, al final de cada año civil, de las principales actividades realizadas, así como de los logros alcanzados y de las deficiencies o problemas no resueltos.

Del encargado de evangelización y catequesis

42. Es el fiel cristiano laico propuesto por el coordinador laico diocesano y aprobado por el asistente eclesiástico cuya mission es promover el estudio programado de la Palabra de Dios que lleva a la comunidad a una convivencia profunda de hijos de Dios.

43. En coordinación con el asistente eclesiástico y con el coordinador diocesano programará retiros de líderes y de las reunions mensuales de los grupos diocesanos y todo aquello que tenga relación con la enseñanza que sera su responsabilidad.

44. Buscará formar equipos de evangelizadores en disponibilidad de apoyar en las necesidades de los grupos parroquiales y diocesanos en el area de la evangelización.

45. Tomará como compromiso del movimiento de renovación la realización de dos "misiones" anuales en las zonas rurales más apartadas de la diócesis.

Del encargado de liturgía y música

46. Es el fiel cristiano laico que propuesto por el coordinador laico diocesano es aprobado por el asistente eclesiástico, cuidará el decoro, la dignidad y el esplendor en todas las celebraciones litúrgicas y promoverá la preparación adecuada, en material litúrgica, de los miembros de su equipo respective.

47. Promoverá, igualmente, el conocimiento de la doctrina del Magisterio eclesiástico, sobre música sacra y litúrgica, de todos los miembros del ministerio de música, mediante retiros, seminaries, conrcursos y convivencias.

Del encargo del ministerio de intercesión

48. Fiel cristiano laico presentado por el coordinador diocesano y aprobado por el asistente eclesiástico, que con la ayuda de un equipo de personas y del equipo diocesano discernirá los servicios y las formas que el ministerio desarrollará según las necesidades y circunstancias de la comunidad.

49. Cuidará, en estrecha comunionÝ con el asistente eclesiástico, de la oración de intercession por las actividades del movimiento, antes, durante y después de su celebración, así como por las necesidades e intenciones de las personas, mediante: ayunos, participación aucarística, rosarios, oración personal frente al Santísimo Sacramento, liturgia de las horas, oración de contemplación, cantos de alabanza, lecturas bíblicas y la oración espontánea personal.

50. Se responsabiliza de que la oración por los enfermos se lleve a cabo con la dignidad y un respeto absoluto a las normas litúrgicas. No deben imponer las manos sobre la cabeza del hermano enfermo, sino sobre el hombro, como signo de comunion solidaria con él.

Del encargado del ministerio de jóvenes y niños

51. Será una pareja de esposos, casados por la Iglesia, o bien un fiel cristiano laico, que presentados por el coordinador diocesano y aprobado por el asistente eclesiástico, tendrá como mision el despertar, promover y acompañar la fe los jóvenes y niños en su experiencia de Dios por la fuerza del Espíritu.

52. Ayudará al joven a descubrir su vocación en la Iglesia y a vivir su compromiso cristiano en la alegría de su juventud.

53. Promoverá la inserción de los jóvenes y niños en la vida pastoral y parroquial.

54. En coordinación y communion siempre con la pastoral juvenil y vocacional diocesanas, buscará mediante sus diversas actividades, promover auténticas catequesis sobre la vocación, en general y sobre todo la vocación específica a la vida matrimonial, como a la vida consagrada, sacerdotal y religiosa.

55. Es su responsabilidad promover la formación de equipos idóneos y eficaces para la atención esmerada y cuidadosa de los jóvenes y niños en sus diversas necesidades.

Del encargado del ministerio de orden

56. Coordinará los equipos de edecanes y recepción para una mejor y más fraterna atención de todos los participantes en eventos organizados por renovación. Cuidando el orden en todas sus expresiones.

Del encargado de servicios

57. Será una pareja de esposos casados por la Iglesia u otro fiel cristiano laico presentado por el coordinador diocesano y aprobado por el asistente eclesiástico cuya responsabilidad es coordinar los diferentes servicios para lograr una verdadera experiencia de fraternidad en los diferentes encuentros organizados por el equipo diocesano.

Del tesorero (a)

58. Es el fiel cristiano laico propuesto por el coordinador diocesano y aprobado por el asistente eclesiástico para fungir como administrador de los bienes del movimiento de la renovación, actuando siempre de acuerdo a las prescripciones del Derecho Canónico y Civil que para esta materia establecen .ÝÝÝ

59. Recibirá al iniciar su servicio, los libros de contabilidad, un inventario de lo existente, los archivos que contengan la documentación correspondiente a los bienes de la renovación, firmando en el acta respective lo recibido y/o entregado, firmando además como testigos el asistente y el coordinador diocesanos.

60. Es su responsabilidad dar un informe semestral al equipo diocesano para que juntos tomen las decisiones conducentes a lograr que los bienes y medios materiales sean suficientes y adecuados para obtener los fines propios de la renovación.

61. Toda actividad y gastos deberán contar con la aprobación del asistente eclesiástico y del coordinador diocesanos.

62. Es el fiel cristiano laico nombrado por el equipo diocesano que tiene como mission llevar al corriente, en orden y decoro los diferentes libros de actas y de gobierno, así como de guardar el archivo propio del movimiento; redactar las actas respectivas; elaborar los escritos de evaluación de los actos másimportantes de la renovación; dar trámite y seguimiento a la correspondencia que llegue al consejo diocesano; así como de convocar a las diferentes reuniones.

63. En acuerdo con el asistente eclesiástico y con el coordinador diocesano elaborará la agenda de trabajo de las reuniones del equipo y del consejo diocesano.
 

VIÝ DE LAS FUNCIONES DEL EQUIPO COORDINADOR DIOCESANO

El equipo o consejo diocesano de la renovación tiene entre otras tareas, las siguientes:

64. Discernir la visión del Señor en cuanto a la renovación católica en el espíritu santo en su realidad diocesana, en communion y obediencia al Obispo diocesano, buscando ante todo la fidelidad al espíritu y finalidad propios de este movimiento ecclesial.

65. Elaborar el programa anual de actividades, buscar su fiel cumplimiento y hacer la evaluación correspondiente. Así como elaborar anualmente un informe de la vida general del movimiento, valorando los retos, logros, deficiencies y esperanzas de la renovación. Este informe se entregará por escrito al Sr. Obispo, junto con el informe de tesorería.

66. Nombrar comisiones específicas de trabajo o de otra índoles, cuando las circunstancias así lo requieran.

67. Para proceder en la reuniones del consejo diocesano se requiere la presencia de al menos de al menos la mitad más uno de sus miembros y se preocupará tomar las decisionesÝ por consenso. La última palabra, en casos más delicados, la tendrá el asistente eclesiástico.

68. El equipo coordinador elaborará las guías de criterios para la nominación de los coordinadores de las asambleas de oración y los equipos de servidores.

69. El consejo diocesano es el punto de communion entre las comunidades de oración y la pastoral de apostolado laico. El mismo consejo designará a uno de sus miembros para que presente al movimiento de renovación ante esta instancia diocesana.
 
 

[Inicio]   [Números 1 al 69]   [Números 70 al 158]

ESTATUTOS
 

[Inicio]   [Números 1 al 69]   [Números 70 al 158]



VII. DE LOS CRITERIOS DE EXIGENCIA PARA LOS LÍDERES DE ASAMBLEAS DE ORACIÓN.
 

70.   Para poder designar al coordinador de una asamblea de oracion se le pedira que haya tenido una experiencia de encuentro personal con el SeñorÝ Jesucristo, comprobable por los frutos que manifieste (cfr. Gal. 5,22-23).

71.   Que haya recibido los Sacramentos de la iniciacion cristianaÝ y tenga recurso frecuente a la reconciliacion y a la Eucaristia. Que este en plena comunion con el Parroco al cual pertenece,tanto el como la Asamlea de oracion que pretende coordinar,y a quien el (parroco) designe como asesor.

72.   Que conozca y ameÝ al movimiento de Renovacion (metas y fines), acreditando los cursos de Teologia y Pastoral de la Renovacion, Evangeliza-cion y Discipulado.

73.   ÝQue tenga una experiencia minima de 3 años sirviendo a la comuni-dad con generosidad y fidelidad (cfr. 1 Tim. 3,6). Que manifieste su disponibili-dad de servicio y responsabilidad para el oficio, asi como la aceptacion de los Estatutos Diocesanos y la colaoracion con el consejo diocesano. Que de testimonio cristiano, personal y familiar (cfr. 1Tim. 3,5). Y que promueva la edificacion y la unidad del cuerpo de Cristo (cfr. Jn.10).

74.   Se le pedira el esfuerzo de una formacion continua en cualquiera de las Escuelas Diocesanas de formacion. Se le pediran al menos un minimo de 20 horas de actualizacion anuales, mediante retiros , cursos jornadas de estudio, etc.

75.   El liderazgo es un carisma de servicio dado por el Espiritu Santo. Por ello la persona que es llamada a desarrollar este servicio en la comunidad debe asumirlo con gratitud y humildad en el Señor (cfr. 1 Pe 4,10-11;5,2-4).

76.   Deberá ser una persona con una experiencia seria de fe y de Iglesia; docil a las mociones del Espiritu Santo (no iluminista) ni dictatorial; capaz de tomar decisiones en comunidad; probada en la fe y la oracion, aunÝ en los momentos de sequedad espiritual; promotor de la paz y la concordia, saiendo ceder cuando es oportuno y mantenerse firme ante el interes del Movimiento o de la Iglesia. Ademas abierto y disponible al consejo y correccion fraterna.

77.   El Nombramiento del coordinador de una comunidad de oraciony su reconfirmacion anual sera hecho por el Parroco respectivo, previa presentacion hecha por el equipo diocesano.

78.   El nombramiento se hara por un periodo de 2 años, al termino del cual puede ser reconfirmado en el servicio por el Parroco previa presentacion o apoyo del Equipo diocesano.

79.   Solamente podra aspirar a servier en el oficio de coordinador por 2Ý periodos de 2 años, pero procurara ir formando y preparando a otros hermanos, con cualidades de liderazgo, para que el dia de mañana puedan ocupar dichos oficios.

80.   El coordinador saliente podra desempeñar algun servicio en un ministerio relacionado con la formacion y enseñanza o bien como consejero.

81.   En caso de incumplimiento de responsabilidades, de algun conflicto grave, o de reiterada falta de testimonio, y previa amonestacion, por el Coordinador diocesano y /o el asistente Eclesiastico, el Consejero diocesano procedera a removerlo, con la aprobacion del asistente Eclesiastico y a nomrar el derecho de apelar o de ser escuchado en el Consejo. Esta norma se aplicara en todos los niveles del movimiento.
 

VIII. DE LAS RESPONSABILIDADES DE UN COORDINADORÝ DE LA COMUNIDAD DE ORACIÓN.

82.   Es su deber representar a la comunidad de oración que preside en las Reuniones mensuales de Líderes, en los eventos diocesanos promovidos por la Diócesis y/o por el Movimiento de Renovación. Representar a la comunidad, previa aceptación del Párroco, en el Consejo Parroquial respectivo.

83.   Estar en constante comunicación con su Párroco, con el Sacerdote encargado del grupo de oración y con el Equipo Coordinador diocesano.

84.   Comunicar y poner en práctica en su comunidad de oración la que reciba en los diferentes eventos, asesorándose siempree por un grupo base. Presidir con amor y paciencia la direcció y el cuidado pastoral del grupo.

85.   Discernir y cuidar el buen uso de los dones y carismas que el Espíritu Santo suscite en la comunidad, sin apagarlos pero si ayudando a las personas a ponerlos al servicio de los demás, teniendo en cuenta los siguientees criterios:

a) Tener cuidado de conocerÝ a la persona por su fiel asistencia a la comunidad y la coherencia con la Fe y con la Iglesia meediante el testimonio de vida personal.

b) Observar si la persona sabe someterse a la dirección pastoral y obedece activamante cuando se le requiere que lo haga.

c) Tener cuidado con el nivel emocional de la persona y más bien orientar al desarrollo de los dones, carismas y ministerios, mediante seminarios y cursos específicos.

d) Ayudar a la persona a centrar su vida en la experiencia de un encuentro personal con Jesús y son su Iglesia y a descubrir que lo más importante no son los dones extraordinarios o deslumbrantes, sino la conversión sincera y constante del alma hacia Dios, la participación en los sacramentos, principalmente en la Eucaristía y la Reconciliación, así como la vida comunitaria (cfr. c. 231 del C.I.C.).

86.   Estudiar la Sagrada Escritura, con respeto y devoción. Esforzarse por conocer los documentos más importantes de la Iglesia aprovechando las oportunidades que el mismo Movimiento le ofrece, así como los diferentes encuentros, cursos, seminarios o congresos que la Diócesis continuamente está organizando en favor de los Laicos.

87.   Esforzarse por adherirse activamente , en todos los trabajos y actividades, a las directrices y lineamientos del Plan Diocesano de Pastoral.
 
 

IX DE LO QUE DEBE HACER EL COORDINADOR O RESPONSABLE DE UNA ASAMBLEA DE ORACION.

88.   Iniciar y ambientar la oración, cuando no se tenga un ministerio o servicio que haga este servicio.

89.   Debe coordinar la buena marcha de la reunión, ayudando suavementee a que ésta vaya alcanzando mayor profundidad, centrada siempre en el Señor. Debe ser fraternalmente respetuoso de los que permanecen pasivos en la oración.

90.   Debe proponer iniciativas para que la comunidad no se instale en la rutina superficial, sino que aspire a una unión y comunión con el Señor y con sus hermanos, cada vez más profunda.

91.   Debe discernir, con ayuda del grupo base, lo que realmentee viene de Dios, y también lo que sólo procede de la mente, de lo humano, incluso del mal espíritu.

92.   Debe respetar el proceso de crecimiento del grupo y de cada uno de sus hermanos, sin precipitaciones. Debe conciliar y unificar criterios.

93.   Debe finalizar y despedir las Reuniones.

94.   Cuidará que los mensaje o visiones que algunos hermanos reciban sean discernidos al menos en el grupo base de su comunidad y con su Párroco y de acuerdo a la Sagrada Escritura.
 

X DE LO QUE NO DEBE HACER UN COORDINADOR O LIDER DE UNA COMUNIDAD DE ORACION.

95.   No debe dominar la comunidad porque no es el señor o dueño de la comunidad, sino su servidor.

96.   No debe imponer criterios o planes sin antes ser evaluados, discernidos y aceptados al menos por el grupo base y aprobados por el Párroco respectivo. No debe darse la improvisación.

97.   No deben de ser sólo de él las iniciativas sino que debe aceptar y llevar a cabo las propuestas e iniciativas de los demás miembros de la comunidad.

98.   No debe monopolizar el uso de la palabra dentro de las reuniones, sino saber ceder la palabra a los demás hermanos del grupo.

99.   No debe buscar que le sirvan sino más bien servir bien y mejor, con humildad. No debe quedarse pasivo cuando debe o necesita actuar en bien de la comunidad que representa.
 

XI DEL GRUPO BASE O PEQUEÑA COMUNIDAD.

100. El grupo base o grupo de servicio, está integrado por los hermanos escogidos por elÝÝÝ Coordinador de la comunidad de oración para colaborar en la dirección de la misma. Trabaja sólo en orden a la comunidad o asamblea.

101. Este grupo base, junto con su coordinador o lider, tiene como misión y tarea formar, pastorear, cuidar, ayudar, asesora, etc. a todas las personas que integran la comunidad. Asi mismo le corresponde la labor de planear y discernir.
 

XII. DE COMO ELEGIR A LOS MIEMBROS DEL GRUPO BASE O DE SERVICIO.

102. El coordinador llamara a este servicio a aquellos hermanos mas fieles de la asamblea, que hayan perseverado por algún tiempo y que hayan tenido ya el curso o seminario de iniciación o evangelización fundamental.

103. De preferencia el numero de personas que formen el grupo sera un minimo de 3 y un maximo de 7.

104. En la selección de los integrantes de este grupo se deberá tener en cunta la madurez de la persona, las cualidades y responsabilidades paraa cumplir con el oficio.

105. Los integrantes de este grupo base deberan estar identificados plenamente con el Parroco y sacerdote encargado de la comunidad y con el Equipo coordinador diocesano.
 

XIII. DE LAS RESPONSABILIDADES DE LOS MIEMBROS DEL GRUPO BASE.

106. Deben desempeñar con responsabilidad y generosidad el oficio que la comunidad les ha confiado.

107. Asistirán puntualmente a las reuniones del grupo y contribuir activamente con ideas y sugerencias, auxiliando además en el desarrollo de los proyectos e iniciativas.

108. Dar buen testimonio con su vida y ejemplo a los demás miembros del grupo y de la comunidad. Debe orar constantemente por sus lideres y por su comunidad.

109. Pedir, descubrir y usar con buen discernimiento los dones y carismas dados por el Espiritu para el servicio y la edificación de la comunidad.

110. Deben mejorar el espiritu de oracion en su persona, en su familia y en la comunidad. De esta manera ayudaran a los demás a una relación más intima con el Señor y a un mejor servicio a sus hermanos.

111. Deben reunirse, coordinador y grupo base semanalmente o por lo menos una vez al mes para orar, dialogar y discernir, con su coordinador, todos los asuntos relacionados con el crecimiento y desarrollo de su comunidad, estudiando las necesidades de los miembros y proveyendo las enseñanzas necesarias.

112. Proveer y buscar la realización de máximo 2 seminarios de Evangelizacion, con sus respectivos crecimientos, al año, para las personas nuevas que aspiran a ser miembros del Movimiento de Renovación.

113. Debe asistir, junto con su coordinador a los Retiros, Reuniones y actividades convocadas por el Equipo coordinador Diocesano.

114. Auxiliar al coordinador del grupo de oracion a la elaboracion del informe mensual del grupo.
 

XIV. DE LAS SUGERENCIAS DE MINISTERIOS BASICOS EN EL GRUPO O ASAMBLEA DE ORACIÓN

115. Ministerio de Evangelización del que forman parte todos aquellos hermanos dedicados a ofrecer el mensaje kerigmático.

116. Ministerio de la Palabra y el Discernimiento, que comprende todas aquellas personas que, en alguna manera, ministran con enseñanzas y proclamaciones.

117. Ministerio de Animación: los que animan y dirigen las asambleas y fungen como maestros de ceremonias.

118. Ministerio de Música, que preside en los momentos de alabanza y animación.
 

XV. DE LAS SUGERENCIAS DE MINISTERIOS COMPLEMENTARIOS

119. Ministerio de Oración: grupo de hermanos que oran por las personas de la asamblea que asi lo desean.

120. Ministerio de Recepción y Servicios: tiene bajo su responsabilidad todo lo referente al orden dentro del lugar donde se reune la asamblea y se encargan de la recepción, gozosa y fraterna, de quienes llegan ala reunión.

121. Ministerio de liturgia: son los encargados de proveer todo lo necesario para las diversas celebraciones litúrgicas.

122. Ministerio de Publicidad: persona(s) que promueven los diferentes eventos, por los medios oportunos, así como dar los avisos y mantener informada a la asamblea de todo aquello que sea de interés para su crecimiento y consolidación.

123. Ministerio de Libros: promueven, entre los miembros del grupo la lectura espiritual, de formación, de superación y promoción de la persona.

124. Ministerio de Cocina: auxilia en la preparación de los alimentos en los diferentes eventos organizados por el movimiento.

125. Ministerio de Hospedaje: tiene como función acomodar a los hermanos visitantes en lugares adecuados durante su permanencia y participación de los eventos que así lo requieran.

126. Ministerio de Sonido y Grabación: Se encarga de los cuidar y conservar en buen estado los aparatos de sonido y Grabación, así como la distribución de las cintas magnetofónicas, de acuerdo al tesorero y Ministerio de Libros.

127. Ministerio de Visita a los Enfermos: organiza las visitas y la oración por los enfermos de la comunidad, promoviendo cuando sea oportuno, la ayuda material.

128. Ministerio de Niños: Se encarga de la evangelización de los niños de acuerdo a su edad y condición y no solo de entretenerlos.

129. Ministerio de Guardería: se encarga de atender y cuidar a los más pequeños de la comunidad, mientras sus papás participan de la asamblea.

130. Pueden surgir tantos ministerios como necesidades se presenten en el grupo.
 

XVII. DE LO QUE ES UNA ASAMBLEA DE ORACION.Ý

131. Es un grupo de personas que se reunen periodicamente, generalmente una vez a la semana, para orar al Padre, compartir la vivencia de la presencia viva del Señor resucitado en el gozo de la alabanza. Es una comunidad abierta por la oración y acción del Espíritu Santo para conducir a sus miembros a una auténtica experiencia fraterna y unión con el Señor.

132. Es un grupo que, movido por el Espiritu Santo, quiere vivir la experiencia de las primeras comunidades cristianas.
 

XVII. DE LOS PROPOÓSITOS DE LA ASAMBLEA DE ORACIÓN.

133. Promover y fomentar la oración espontánea, la alabanza la glorificación del Dios Trino y Uno. Motivar el espíritu de oración en todos los miembros del grupo.

134. Pedir, descubrir y dar testimonio a los demás, compartiendo las bendiciones, dones y carismas del Espíritu Santo en la Caridad.
 

XVIII. DE LOS ELEMENTOS BÁSICOS DE UNA ASAMBLEA DE ORACIÓN.

135. Cantos de animación y alabanza que ayude, poco a poco, a centrarnos en la presencia del Señor.

136. Participación espontanea de oración y alabanza, acción de gracias y adoración.

137. Lectura de la Palabra de Dios y su reflexión en un ambiente de Meditación.

138. Uso apropiado de los carismas que el Espiritu Santo regale en la asamblea.

139. Momentos de silencio, para escuchar y meditar interiormente la Palabra del Señor.

140. Testimonios discernidos que edifiquen a la comunidad.

141. Oración de Peticiones.

142. Oración de intercesión por las personas que lo soliciten.

143. La duración de la asamblea puede variar de una a dos horas y media.
 

XVIII. DE LOS ELEMENTOS BASICOS DE UNA ASAMBLEA DE ORACION.

144. La asamblea de oración es una celebración de fe que se desarrolla en un ambiente festivo de la familia de Dios reunida para celebrar el gozo pascual, y es dirigida por un equipo de animadores y el ministerio de musica.

145. La asamblea de oracion debe ser preparada, aunque debe existir apertura a las mociones del Espíritu Santo. Debe dessarrollarse sobre un tema especifico.

146. El pequeño grupo o célula debe ser de un máximo de 12 personas que habiendo tenido una experiencia con elÝ Señor se reune a orar con sencillez en un ambiente familiar donde todos los asistentes participan, comparten las necesidades de los hermanos y se comprometen entre si en la ayuda mutua y en la oración.

147. El pequeño grupo no puede reemplazar la asamblea de oración, ni la asamblea al pequeño grupo.
 

XX. REQUISITOS PARA QUE UNA ASAMBLEA DE ORACIÓN SEA CONSIDERADA DENTRO DEL MOVIMIENTO.

148. La correspondiente aprobación del párroco respectivo.

149. Tener un coordinador o líder de acuerdo a los requisitos antes mencionados.

150. Asistir a las reuniones que se proponen en estos estatutos y en el calendario de actividades de la Renovación y cumplir las obligaciones propias de este movimiento.

151. La aprobación del asistente eclesiástico a nivel diocesano.

152. Para pertenecer al Movimiento de Renovación Católica en el Espíritu Santo, se requiere:
 

XXI. NO SE CONSIDERAN GRUPOS DE RENOVACIÓN

153. Quienes incumplan estos Estatutos.

154. Quienes actúan en nombre de Renovación pero no están inscritos ni aprobados en el Consejo Diocesano.

155. Quienes no den a conocer sus actividades y éstas sean aprobadas por quien corresponde, así mismo no tengan vínculo con la parroquia del área en que desarrollan sus actividades.
 

XXII. DE LAS CAUSAS DE EXCLUSIÓN DEL MOVIMIENTO.

156. Quienes públicamente rechacen la fe católica o profecen abiertamente doctrinas opuestas a la enseñanza de la Iglesia.

157. Quienes a juicio del Equipo Coordinador Diocesano y previa amonestación, incurra en acciones públicas contrarias a la moral cristiana.

158. Quienes dañen grávemente la unidad del Movimiento e incurra deliberadamente en acciojnes contrarias a los Estatutos.

Se proponen estas líneas de acción a los grupos de Renovación Cristiana Católica en el Espíritu Santo que buscan la unidad en el Espíritu y con nuestra Santa Madre, la Iglesia, para la Gloria de Dios.

Con nuestra autoridad episcopal y a tenor de los cánones 94; 312 & 1,3 y & 2;313 y 314 del C.I.C., decretamos, publicamos y mandamos que tengan vigencia a partir del 1 de enero de 1998, ad experimentum por 5 años, a partir de su vigencia, los presentes ESTATUTOS de obligación para todos los miembros del Movimiento Cristiano Católico de Renovación en el Espíritu Santo.

Ponemos este trabajo bajo la protección amorosa de la Santísima Virgen María, Esposa del Espíritu Santo, para que lo bendiga y alcance de su Hijo la gracia de la fidelidad y generosidadÝ en nuestra vida cristiana.
 

Tijuana, B.C., 30 de noviembre de 1997.

I DOMINGO DE ADVIENTO, DEL AÑO DEL ESPÍRITU SANTO.

+ Mons. Rafael Romo Muñoz

IV OBISPO DE TIJUANA

 

Así lo decretó el Excmo. Sr. Obispo.

Pbro. Lic. Mónico Margarito Hernández

CANCILLER SECRETARIO
 
 

[Inicio]   [Números 1 al 69]   [Números 70 al 158]